06 marzo 2013

La Quiaca 28 de Febrero de 1990



En el Pórtico Norte de la Republica Argentina, se encuentra enclavada una pintoresca y particular ciudad que lleva el nombre de La Quiaca, desde hace casi un siglo, mas exactamente, desde hace 83 años.
La Quiaca es la capital del Departamento de Yavi en la Provincia de Jujuy, y dista de San Salvador de Jujuy doscientos noventa y ocho kilómetros, con una altura respecto al nivel del mar que supera los tres mil cuatrocientos metros. En esa ciudad donde convergen fuerzas de seguridad nacional y provincial tales como Gendarmería Nacional, Policía Federal Argentina y Policía de la Provincia de Jujuy, también se funden dos naciones: Bolivia y Argentina, en aspectos culturales, sociales y comerciales
Es La Quiaca una ciudad floreciente, con Hoteleria importante, tal como es el Hotel Provincial de Turismo, con una sala de juegos de azar que representa al Casino Provincial dependiente del Banco de Acción Social de la Provincia de Jujuy, con estación de ferrocarril desde comienzo de siglo, con la Escuela Normal fundada en el año 1959 durante el gobierno provincial de Horacio Guzmán y representados en el Senado por Argentino Mansilla, con Hospital cuyo nacimiento data del año 1955, durante el gobierno de Villafañe y la presidencia de Juan Perón.
Ese trozo de tierra jujeña, pequeña porción de suelo argentino, cuenta entre su vegetación, con ejemplares arbóreos siberianos gracias al accionar de Ricardo Jiménez, uno de los tantos Intendentes Municipales de La Quiaca. Simeón Moreno, titular de la intendencia en el año 1982, dejo para su pueblo una hermosa cancha de fútbol.
Lo anteriormente mencionado es solo un perfil de lo que es La Quiaca, nos resta lo mas importante, el comercio que se desarrolla día a día en la frontera con Villazón, localidad de la provincia Modesto Omiste de la vecina Republica de Bolivia.
Son muchos los quiaqueños, pero también es grande el numero de extranjeros americanos e inmigrantes europeos que decidieron quedarse en La Quiaca para forjarse un futuro mejor que el que podían esperar en su tierra natal, dedicándose al comercio limpio en un espacio donde el viento levanta la tierra suelta empolvando rostros y ropas de abrigo que están en constante uso durante todo el año. Recorriendo sus calles, La Quiaca, es desde las 9 de la mañana como un terrible enjambre, donde los individuos de dos países van y vienen buscando y regateando por mejores precios en tres de sus arterias principales en cuanto a actividad comercial.
El tipo de comercio que se realiza en general es la venta de comestible al por mayor. Allí, en las puertas de acceso de cada una de las casa de comercio, se aglutina minuto a minuto la clientela para adquirir lo que requiere y posteriormente se dividen la compra entre dos o entre tres personas.
En la calle Sarmiento al 600, mas exactamente en el numero 643, encontramos un frente blanco con la leyenda de presentación que reza “Don Ramón”. Este es un negocio de venta al por mayor y su propietario es Gerardo Herrera, hombre joven que deja su familia en la ciudad de Libertador General San Martín de lunes a viernes, periodo en que se encuentra “poniéndole el hombro al país” en La Quiaca.
Otro negocio importante es en esa arteria es el que se encuentra en el numero 684, “Despensa y Carnicería el Fronterizo”, de Delia de Herrera e hijos. Allí se comercia como en cualquier despensa, al “menudeo”, y se consiguen fiambres y conservas de primera calidad.

1 comentario:

Josè Humberto Urquizo dijo...

MUY BUENA LA INFO!!! AHI UN AMIGO EN LA FOTO!! GRANDE DON GERMAN HERRERA CON ESOS INCONFUNDIBLES LENTES!!!